La historia no se repite

La historia no se repite

No hicieron justicia por su cuenta los habitantes del Ejido Don Diego, pero sí acudieron al llamado de auxilio de su vecina, y capturaron al hombre que, acorde a las versiones intentó abusarla sexualmente, y supuestamente robar a un niño. 

 

Apenas el 17 de julio, en grupos de Facebook de Celaya, se había difundido una fotografía de Simón, un hombre originario de ese municipio. En la información que se compartía en redes, se indicaba que cumplió una condena de 20 años por homicidio y violación, y además se decía en el post que, al ser liberado, llegó a su casa, abusó de su propia madre, y luego escapó. 

 

No tardó mucho en hacerse presente, y es que aproximadamente a las 5pm el 19 de agosto, sobre la carretera a Celaya—en el Ejido Don Diego—vecinos escucharon que Jessica, pedía auxilio. Los vecinos llegaron al domicilio y encontraron que el hombre usaba un arma blanca para someter a su víctima. Así lo ataron de pies y manos, para entregarlo a la policía municipal. 

 

En un documento, la Secretaría de Seguridad Pública de San Miguel de Allende, aseguró que al verificar los datos de Simón, en diversas plataformas de seguridad, se encontró que “el presunto responsable contaba con una orden de aprehensión vigente por el delito de violación. La orden estaba vigente, ya que después de pagar su condena, volvió a abusar de una mujer”. Simón fue entregado a la Fiscalía Regional D. 

 

Atención requirió a la Fiscalía información sobre el estatus del presunto responsable, y corroborar algunos datos; sin embargo el jefe de prensa en la entidad, Antonio León, aseguró que, al tratarse de un tema sexual, y porque existe una investigación en proceso, la información es provista, hasta concluir el caso, o se vincule al responsable a proceso. 

 

Violadores y rateros en casa

 

Es que los vecinos recordaron a los violadores seriales de la Presa Allende; quienes por lo menos tuvieron 10 denuncias formales ante la Fiscalía Regional D, por robo y violación. Los habitantes de Don Diego nunca supieron, ni sospecharon, a qué se dedicaba José Miguel, que llegó a vivir a la comunidad; o su hermano Rigoberto, y María de la Luz, con domicilio en la colonia Montes de Loreto. Lo que sí, es que cuando fueron capturados, se sorprendieron por estar tan cerca del crimen y no haberlo notado; por eso ante el ataque de Simón, decidieron actuar de inmediato. 

 

Y es que la Presa Allende, sobre todo el área despoblada—parte baja de los Frailes—ha sido el lugar perfecto para la recreación cuando baja el nivel del agua, o incluso para que las personas vayan a beber, o a “pasar el rato” en pareja. 

 

Y ésas, las parejas, fueron las víctimas de robo por José Miguel, Rigoberto, y María de la Luz—hermanos. Atacaban a quienes se encontraban a borde de los autos, robaban sus pertenencias, y violaban a las mujeres. 

 

De acuerdo con el Fiscal General del Estado, Carlos Zamarripa Aguirre, la primera denuncia de este tipo se recibió en la Fiscalía Regional en noviembre de 2009, ahí la mujer fue llevada de la presa a una casa de la colonia Montes de Loreto, donde fue abusada sexualmente. 

 

“Durante varios meses se llevó a cabo una investigación, por lo que al acontecer el segundo evento en febrero de 2010, hubo coincidencia en el modus operandi, pero también en los indicios biológicos obtenidos de las víctimas de violación, por lo que se estableció que se trataba de una conducta cometida en forma serial’, destacó el fiscal en junio de 2011, cuando se detuvo, y presentó públicamente a los agresores. 

 

“El despliegue policial permitió su captura en las inmediaciones de la presa Allende, zona con mayor incidencia por parte de los probables responsables, y fue a través policías ministeriales que simularon encontrarse en pareja, lo que atrajo a los detenidos a intentar robar y violar sexualmente a la persona del sexo femenino”, explicó el Fiscal, así se logró la captura en flagrancia de estas personas que, todavía están detenidos en un Centro Estatal de Readaptación Social.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.