La apostilla, su aplicación y ventajas en la “nueva realidad” derivada del COVID-19

La apostilla, su aplicación y ventajas en la “nueva realidad” derivada del COVID-19

Por Ángel Marín Díaz

 

¿Qué es la apostilla?

Es el documento que te permite certificar las firmas de los servidores públicos federales, facultados para hacer constar la validez y legitimidad de los documentos de origen nacional en el extranjero, siempre que el trámite se relacione con países que hayan adoptado la convención por la que se suprime el requisito de legalización de los documentos públicos extranjeros (Convención de La Haya). (Hoy en día en México existen 236 documentos o actos se susceptibles de ser apostillados)

 

¿Qué acredita y certifica en México la apostilla?

I.- Que la firma de la persona que aparece en el documento es auténtica;

II.-Que la persona que firmó el documento se encontraba facultada para ello de acuerdo a las atribuciones que mediante ley le habían sido otorgadas al momento de firmar dicho documento, y

III.- Que el sello o timbre que en su caso conste en el documento, es auténtico.

 

Origen de la apostilla:

Nace en la novena sesión de la Conferencia de La Haya, el día 05 de octubre de 1961, mediante la cual se “suprime” el requisito de legalización de los documentos públicos extranjeros, cuyo objetivo fue facilitar la circulación a nivel internacional de los documentos públicos.

 

Hipótesis del uso de un documento apostillado:

“Compraventa de una casa en México, cuando el comprador se encuentra en Estados Unidos, y derivado del covid-19 no quiere venir a México, ni salir de su casa, o a un consulado mexicano..”

 

 1.- En Estados Unidos, se otorga un poder de dominio con cláusula especial “para el acto específico” ante la fe de un notario público, a favor de “Juan Pérez”, en aquel país, “se apostilla” dicho poder y se envía por paquetería al “apoderado” en México.

 

Ventajas de dicho procedimiento, en dicha hipótesis:

  1. Quien otorga el poder, no tiene que salir de su país, e inclusive ni de su casa, si se contrata al notario público y a alguna empresa que brinde el servicio de “apostillas” en los Estados Unidos,
  2. En forma legal, se puede concretar la compraventa.,
  3. Brinda certeza legal en el acto jurídico a concretar (compraventa, donación, hipoteca, fideicomisos, entre muchos otros más…)

 

Esta hipótesis, aplica a la inversa, si el acto jurídico se llevara a cabo en los Estados Unidos, y el interesado de llevar acto jurídico se encuentra en México, puede aplicar el mismo procedimiento y llevar a cabo el acto jurídico en los Estados Unidos.

 

Conclusión:

La correcta aplicación y uso de la apostilla, es una excelente herramienta del derecho internacional privado, evitando trámites burocráticos, por el contrario encontrando una eficiencia y optimización legal. 

 

Para preguntas más específicas o información sobre el asunto, comuníquese con Angel Marín Díaz a info@inmtec.net.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.