Preguntas y respuestas sobre regreso a clases

Preguntas y respuestas sobre regreso a clases

En la foto: Delegada Monserrat Bataller Sala

 

Ante la incertidumbre que ha generado el regreso a clases, entre la población general, planteamos algunas preguntas a la Delegada de Educación en la Región Norte Guanajuato, Monserrat Bataller Sala, quien entrega respuestas que, seguro servirán a más de alguno. 

 

Lo que sí, la delegada Bataller pide a papás no confundirse, y es que con el bombardeo de información no se trata de tomar todas las opciones de la SEG, SEP, Escuela, y maestros; se trata de tomar únicamente la indicación del docente responsable de la clase sigan la indicación del docente, es quien conducirá el proceso de aprendizaje. Dense la oportunidad de trabajar con los hijos. No abandonen la escuela. Esta nueva modalidad no debe ser motivo para abandonar el aprendizaje, sino para trabajar una nueva forma. Es la solicitud atenta” para los papás, mencionó la delegada. 

 

Jesús Aguado: Sobre el proceso de inscripción, ¿Qué sucede con los niños que entran a primero de kínder, primaria, secundaria, prepa?

Monserrat Bataller Sala: El proceso de preinscripciones se hizo desde noviembre, 2019. Se transitó a los nuevos alumnos. En febrero, 2020 los que no se percataron del proceso, entraron junto con las inscripciones de todo el país. Puede haber papás que llegaron después, se le dará atención lo que se está trabajando es la forma de hacerlo sin que tengan que ir a la escuela. Será por internet, celular, donde procuraremos darle el mejor lugar a todos los niños. Saldrá la información para que los papás puedan confirmar el lugar. 

En el caso de Media Superior (bachillerato) no habrá examen presencial, para cuidar la salud de todos. Se establece una fórmula que considera el promedio para asignar los lugares. Los que no consigan en su primera opción, se publicará en dónde se le asigna el lugar. Pero nadie se queda fuera.  

 

JA: Hay papás que quieren mudar a sus hijos del sistema privado al público o viceversa; si deciden ir de público a privado, ¿hay la capacidad para recibirlos?

MB: Garantizamos que podremos atenderlos a todos. Las escuelas públicas que tienen más renombre son las más demandadas, y no hay lugar para todos. Será un proceso de inscripciones, ahí el papá que quiera traspasarlo, se le dará la posibilidad de cambiarlo, donde haya capacidad. Usando los mismos criterios: que los hermanos queden juntos. Hay capacidad para inscribir a todos los de la privada—son 62 escuelas en la región norte. San Miguel tiene 42 escuelas privadas, 17 son preescolares. 14 primarias, 11 secundarias. La matrícula es de 3,100 alumnos, y en toda la región hay 5,145 estudiantes. Si la matrícula que atendemos en todos los sistemas (públicos) dentro de la región es de 120mil-140 mil alumnos, no es difícil cuando se distribuirá entre todos los planteles. 

 

JA: Sobre las aportaciones voluntarias ¿recomienda la Secretaría de Educación entregarlas?¿Pagar o no aportaciones voluntarias—cuotas?

MB: Las decisiones son internas de los padres de familia, ellos identifican las necesidades de los centros educativos. Ellos ven la forma en que apoyarán al plantel escolar. El dinero se usa para materiales de limpieza, papel higiénico, ahora no hay utilidad, pero se hace para el pago de una línea más robusta de internet. Ahora los papás lo usan para conectarse. Sí requerirán para pagar esos gastos. Rebasan el análisis general. Tendrá que ser abordado escuela por escuela. 

Hay escuelas que prevén cuidados cuando regresemos, como termómetros, equipos para medir la oxigenación, cada una de ellas tendrá que tomar la decisión acorde con las necesidades del plantel.

 

JA: Existen papás que hablan sobre dejar que sus hijos se queden sin formación académica un año, ¿usted lo recomienda)

MB: La educación es obligatoria, es la responsabilidad de los papás; y nuestra obligación proveerla. Si no hay sanción, no hay justificación para que se separe al niño de seguir aprendiendo. Además no se trata solo de televisión, habrá cuadernillos, habrá grupos de aprendizaje. Son oportunidades para los papás de aprender nuevas cosas—o lo que se les ha olvidado, o nunca lo vieron en la escuela. Es una buena oportunidad para formarse; además, si aprenden pueden ir al INAEBA, solicitar un examen de conocimientos, y hasta recibir su certificado de primaria, secundaria, o bachillerato. 

Lo que sí, es que por ahora todas las opciones son virtuales, es un tema de conciencia. Estamos buscando cómo ayudar a cada familia, para que puedan resolver la atención de la educación, hasta que estemos en condiciones. Esperemos que no sea el ciclo. 

Todos queremos que regrese la normalidad, cualquiera que sea, para reincorporarnos a la cotidianeidad, pero no sucederá si como sociedad no somos conscientes de que el regreso depende de nuestra conducta, de protegernos y siguiendo las medidas de sanidad. Tenemos que atacar al virus protegiéndonos, para volver a la normalidad. Es consecuencia de un desorden social de no atender a las indicaciones de especialistas. Vamos a volver pero hagamos lo que nos corresponde. 

 

JA: Hay papás que se han quejado sobre la exigencia de pagos en las escuelas privadas; en este tema, ¿cómo ayuda la Secretaría de Educación a resolver la controversia?

MB: Es un acuerdo entre particulares. Nosotros no intervenimos, es cuestión de negociación, diálogo, y decisión de quien da el servicio. El prestador establece las reglas basados en el marco normativo de la Secretaría de Educación. 

 

JA: ¿Se debe comprar la lista completa de útiles escolares?

MB: Cada maestro identificará lo que requiere para trabajar. No podemos ir a comparar una lista para guardarla en casa. Pero tampoco la compra puede ser día a día, porque no pueden salir diario. Hay un mínimo que se está definiendo. Dependerá de cada maestro y escuela, lo que sí es conciencia, y utilizar dentro de lo posible lo que ya se tiene. Lo importante es el proceso de aprendizaje. 

 

JA: ¿Cómo se supervisará a los hijos, si ambos papás trabajan? ¿Cómo se dividen las transmisiones si son 16 grados?

MB: Estamos buscando cómo orientar a los papás. En ocasiones se apoyan entre vecinos. Cada familia tiene que establecer la dinámica adecuada, cuidando que no ponga en riesgo a los niños y que estén en casa. Habrá orientaciones en escuelas particulares o secundarias, habrá clases directas mediante medios, para trabajos por proyectos. Otros se soportarán en la cadena televisiva. Se repite la misma programación. Hay flexibilidad, y están los cuadernillos que son buena herramienta que se usa para comunidades rurales, es un esfuerzo enorme y que lleva el proceso de aprendizaje. La base son los libros de texto. 

Tenemos cuentas de correo electrónico para cada alumno, y así se establece la comunicación. Tenemos redes sociales abiertas exclusivas para el sistema; y otros maestros podrán apoyarse de aplicaciones y programas para estar en directo con estudiantes y padres de familia.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.