Películas para tardes lluviosas

Películas para tardes lluviosas

Comenzamos con las lluvias así que es tiempo de cambiar de películas. Esta es una pequeña lista de películas con ese sentimiento de día nublado. Ve por unas botanas, algunos refrigerios y listo. Estas puedes encontrarlas en Netflix, 

 

Blue Valentine es una película estadounidense independiente de drama romántico dirigida y escrita por Derek Cianfrance y protagonizada por Ryan Gosling y Michelle Williams. 

 

Dean y Cindy son un matrimonio joven que lleva siete años juntos y tienen una hija en común. Con el tiempo, Cindy pierde el interés por su esposo. Y él, Dean, en un intento desesperado de recuperar la pasión en su relación, le propone pasar una noche en un hotel temático. Allí se hospedan en la llamada habitación del futuro, una habitación donde mediante flashbacks recordarán cómo se conocieron, de qué manera se enamoraron y cómo, irremediablemente, su relación empezó a deteriorarse.

 

Big Fish es una película de 2003 dirigida por Tim Burton y escrita por John August. Edward Bloom es un hombre que relata momentos de su vida añadiéndoles características fantásticas. Cuando lo hace en la boda de su hijo Will, este deja de hablarle durante años. Will trabaja como periodista en París. Cuando la salud de su padre empeora, Will regresa junto a su esposa Josephine a Alabama. En el avión, Will narra una de las historias de su padre, en ella conocía a una bruja que le mostraba de qué manera moriría al mirar a través de su ojo de vidrio.

 

Casi Famosos es un Homenaje al rock de los 70. Gracias a sus buenas críticas musicales, un adolescente que aspira a ser periodista es contratado por la revista “Rolling Stone” para cubrir la gira de una famosa banda. A pesar de su juventud y de la oposición de su madre, el chico vivirá con los músicos y sus fans una aventura inolvidable. Basada en la propia experiencia de Crowe.

 

Cinema Paradiso es una historia de amor por el cine. Narra la historia de Salvatore, un niño de un pueblecito italiano en el que el único pasatiempo es ir al cine. Subyugado por las imágenes en movimiento, el chico cree ciegamente que el cine es magia; pero, un día, Alfredo, el operador, accede a enseñarle al pequeño los misterios y secretos que se ocultan detrás de una película. Salvatore va creciendo y llega el momento en el que debe abandonar el pueblo y buscarse la vida. Treinta años después, recibe un mensaje, en el que le comunican que debe volver a casa.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.