Ratifican aumento de hectáreas para la zona de preservación del Charco del Ingenio

Ratifican aumento de hectáreas para la zona de preservación del Charco del Ingenio

La realidad es que nadie sabe en dónde están las hectáreas que se entregarían a la zona de preservación Ecológica Charco del Ingenio, lo que sí, es que hubo multas por omisiones, y al final todo quedó como estaba.

Son 392 hectáreas que integran la Zona de Preservación Ecológica; la zona núcleo de este lugar (definido desde 2005, y publicado en el Periódico Oficial del Estado en 2006) integra Presa Las Colonias, Presa del Obraje, Las Cañadas, el Charco, y parte del Parque Landeta.

 

En la zona de preservación núcleo—ver mapa—en un desarrollo urbano y ecológico ordenado, debería ser un santuario de conservación para la vida silvestre. Entre tanto, en la zona de amortiguamiento, podría haber desarrollo, aunque éste debería ser con terrenos de 100 metros cuadrados, casas de un nivel, sin introducción de flora o fauna exótica, y construción a cinco metros de distancia de la zona núcleo.

 

En 2010 la administración integró el primer Programa de Ordenamiento Ecológico y Territorial, dando a la zona de preservación y de amortiguamiento la UGA, Unidad de Gestión Ambiental, 40. En 2017, el ayuntamiento acordó reubicar las coordenadas de la zona, sin embargo lo que ocurrió era que “se le cercenaban decenas de hectáreas a la zona, y además se abría la posibilidad de desarrollos urbanos descontrolados” acorde a los voceros de las organizaciones Observatorio Ciudadano, Charco del Ingenio, y vecinos de Balcones.

 

Ya luego en 2019, el ayuntamiento aprobaría el nuevo Plan de Ordenamiento Ecológico y Territorial 2040, en que acorde a las organizaciones “se legalizaría el cambio de coordenadas, y los cambios de uso de suelo para poder construir desarrollos como Capilla de Piedra”. Por eso el Observatorio y Charco, llenaron una demanda en la Primera Sala del Tribunal Administrativo, para que el área se quedara “como estaba al inicio” y el juez la concedió con una suspensión al plan.
Así ordenó al ayuntamiento que dejara la zona como estaba desde 2006, y los miembros del cabildo lo hicieron, pero sí cambiaban el uso de suelo para parte de la zona búfer. Entonces, por la omisión a parte de la orden del juez los diez regidores, síndico, y presidente, fueron multados con seis mil pesos.

 

Finalmente, en diciembre 2020, el Tribunal de Justicia Administrativa del Estado, solicitando mantener la integridad de la Zona de Preservación Ecológica El Charco del Ingenio y Zonas Aledañas, el magistrado titular de la Primera Sala del Tribunal dictó sentencia favorable a la demanda del Observatorio Ciudadano, ratificando con ello la suspensión definitiva emitida en diciembre de 2019.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.