Ardió el relleno sanitario, otra vez

Ardió el relleno sanitario, otra vez

Por segunda ocasión en el segundo semestre ardió el relleno sanitario. Al cierre de esta edición conocimos que consumió varias hectáreas de basura confinada. 

 

Las teorías son varias; una es que la combustión se inició por reacción química, aunque bomberos han señalado que la temperatura no ha sido tan alta ahora para poder iniciar un incendio; otra es que éste fue provocado por disidentes del gobierno; y otros incluso aseguran que el mismo gobierno pudo haberlo causado. Lo cierto, acorde con bomberos que trabajaban para combatir el incendio cuando Atención visitó el espacio, es que los residuos no están bien compactados, por ello queda oxígeno entre la basura y ello favoreció a la expansión del fuego. 

 

Una nube de humo cubría unos cinco kilómetros al norte del relleno, hacia allá se iba la nube. Ese día las casas de cartón de los pepenadores—que separan basura, la reciclan y venden—estaban vacías, no había personas recolectando residuos, y curioso; tampoco había perros, eso sí, un intenso olor agridulce mezclado con el polvo y la humareda. 

 

El día del incendio únicamente había varias pipas, motobombas, una ambulancia con dos rescatistas; y unas dos docenas de bomberos de San Miguel y Dolores, trabajando para controlar, y extinguir el incendio. Era el segundo día, y solamente se había controlado un 20 por ciento del siniestro, con ayuda también de máquinas retroexcavadoras.

 

La administración municipal no concedió una entrevista para Atención, para conoces: los daños al medio ambiente; los daños a las finanzas públicas; y sobre todo deslindar la responsabilidad del evento: o es de las empresas que tienen concesionada la recolección y separación de los residuos, o de la administración misma. 

 

En un comunicado, el gobierno municipal únicamente dijo que la llamada por incendio fue recibida en el sistema de emergencias 911 el sábado 12 de diciembre al mediodía. Y que para controlarlo participó: Protección Civil, Cruz Roja, y bomberos de San José Iturbide, San Luis de la Paz, Dolores, Celaya y San Miguel. Hasta ése día la extensión impactada era dos hectáreas. 

 

En un comunicado, la administración solo agradeció a la ciudadanía que se unió para donar alimentos y bebidas hidratantes para los combatientes; y aseguró que “la empresa encargada del relleno sanitario brinda los insumos requeridos para el personal que labora arduamente en el control del incendio como: agua para hidratación, alimento y combustible para el funcionamiento de las unidades de emergencia”. Recomendó a los habitantes de comunidades cercanas a no acercarse, a usar cubrebocas y protección ocular para el humo. Acotó que no había riesgo para zonas cercanas. 

 

TecMed y Winktek, responsables de la basura

 

Por cada tonelada de basura recolectada y trasladada, TecMed recibe del municipio de San Miguel de Allende 429.31 pesos (más IVA). La basura es dispuesta en el relleno sanitario. 

 

Winktek separa los residuos a través de un proceso de bandas mecánicas, cribas y seleccionadores, una vez que la basura le sea entregada por TecMed. WinkTek recibe 190 pesos más IVA (del presupuesto público) por tonelada procesada. 

 

Anualmente, el costo por disponer los residuos es por unos 24-25 millones. La teoría indica que el 95 por ciento se recicla y el resto se confina. 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.