¡Bienvenidos de regreso a La Biblioteca!

¡Bienvenidos de regreso a La Biblioteca!

Nuestras puertas estuvieron cerradas durante mucho más tiempo de lo que imaginamos cuando la pandemia de Covid-19 se extendió por todo el mundo. Como institución, pusimos de nuestra parte en el esfuerzo general por detener la propagación del virus en nuestra comunidad, mientras intentábamos mantener alguna normalidad dentro de nuestro espacio.

 

Pudimos pagar nuestra nómina y mantener a nuestro personal de más de 40 empleados en diversas funciones, a puerta cerrada. Bajo un plan monitoreado para mantener las precauciones sanitarias, aprovechamos la oportunidad para trabajar en equipo, realizando diversas tareas que son parte de la rutina normal y otras que son más periódicas. Por ejemplo:

 

Llevamos acabo un inventario completo de nuestros libros y ajustamos nuestros registros bibliotecarios. Nos dimos cuenta de que teníamos unos 1,400 libros en préstamo, pero por medio de una nueva ranura de depósito creado por el personal, nuestros miembros ya han devuelto unos 400. Nos gustaría agradecer a aquellos miembros que estuvieron en la ciudad y ayudaron a devolver estos libros. Esperamos que ahora que nuestras puertas están abiertas muchos más vengan a recoger nuevos títulos, y a devolver cualquier libro prestado antes de la pandemia.

 

Hemos comprado libros nuevos, tanto en español como en inglés, y hemos recibido una donación de una gran colección privada que estamos catalogando y que también pondremos en los estantes junto con las adquisiciones recientes.

 

El comité de libros en español se ha restablecido con un grupo de voluntarios conocedores para que, entre otras cosas, hagan recomendaciones sobre la compra de libros nuevos para la colección en español. 

 

Hemos limpiado nuestros espacios a fondo y muchos están recién pintados. También estamos elaborando un plan para racionar y maximizar el uso de las salas y el espacio dentro de La Biblioteca para nuestras diversas actividades.

 

Instalamos una pasarela adicional en el teatro. El personal y los encargados del teatro produjeron una serie de funciones virtuales que se transmitieron a través de las redes sociales.

 

Renovamos becas para nuestros estudiantes de prepa y universidad para el semestre de otoño. Con la ayuda de un voluntario de nuestro comité de becas, el apoyo del Rotary Club y generosos donadores, suministramos 20 computadoras portátiles a aquellos de nuestros estudiantes que no tenían una computadora accesible para el aprendizaje remoto.

 

Nuestra publicación principal, Atención, no se imprimió durante varios meses pero mantuvimos una presencia en línea. Esta presencia virtual es ahora potenciada por las nuevas páginas web de Atención, así como de Qué Pasa. La edición impresa ha estado disponible desde la segunda semana de septiembre, ahora cada jueves.

 

Hemos contratado nuevos talentos para ayudar con nuestros nuevos medios: un editor de contenido digital y un coordinador de redes sociales.

 

También contratamos a una nueva gerente de desarrollo comercial para ayudar a dirigir y coordinar nuestros esfuerzos de recaudación de fondos. Como es de imaginarse, después de haber estado cerrados al público durante estos meses, las finanzas son una de nuestras principales prioridades en este momento. Nuestra nueva gerente de recaudación de fondos ya está ocupada trabajando en solicitudes de subvenciones.

 

Todo el personal ha estado practicando los protocolos sanitarios establecidos por el gobierno; han sido capacitados por Protección Civil y están listos para darle a todos la bienvenida nuevamente a La Biblioteca. Nadie sabe cuándo reanudaremos las operaciones en su normalidad pero, con la ayuda de nuestro personal y voluntarios, así como la comprensión y apoyo de nuestros miembros, ahora podrán utilizar los servicios y participar en muchas de las actividades de nuestra institución.

 

Creemos firmemente que es posible que no hubiéramos sobrevivido esta singular crisis sin el apoyo leal de nuestra comunidad y, en particular, de los legados que La Biblioteca recibió durante el año pasado de las propiedades de McCuspie y Paveling, un estadounidense y un canadiense que estuvieron muchos años en San Miguel y fueron miembros devotos de nuestra biblioteca.

 

Por último, queremos reconocer a nuestro Director Ejecutivo, Miguel Ángel Barquet, y al personal y voluntarios increíblemente dedicados a nuestra institución. Han estado trabajando detrás de escena durante muchos meses y están ansiosos por darles la bienvenida nuevamente a su biblioteca comunitaria: La Biblioteca Pública de San Miguel de Allende.

 

 

Ali Zerriffi

Presidente

 

Debra Broussard

Vice Presidente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.