Campesinos piden se investiguen avionetas ante falta de lluvia

Campesinos piden se investiguen avionetas ante falta de lluvia

Al mirar al cielo, el clima anuncia una tormenta, las nubes están negras; de pronto, vuela una o varias avionetas a baja altura, y las nubes se tornan blancas y desaparecen. Es lo que han observado habitantes de la Comunidad de San Antonio, sobre la carretera a Doctor Mora. 

 

Ello habría comenzado a ocurrir desde el año pasado; entonces, a decir de los habitantes de la comunidad, los cultivos no se dieron, ni el maíz, ni el frijol, ni la pastura para el ganado. Preocupados por esta supuesta modificación al clima, se han unido lanzando estas preguntas: ¿De quién son las aeronaves? ¿De dónde vienen? ¿A dónde van? ¿Quién les dio permiso para sobrevolar su comunidad? Y sobre todo, ¿de controlar el clima? Los habitantes de San Antonio se han unido en un colectivo que tiene también miembros provenientes de los municipios de San José Iturbide y Doctor Mora, y aseguraron a este medio que el responsable de la falta de lluvia es MexSolar, empresa que se instaló en el área en 2018. 

 

Las nubes, un obstáculo

 

Entre San Miguel y Doctor Mora, en la comunidad San Rafael está Mexsolar. Para ésta, el ayuntamiento aprobó la instalación en junio de 2017, y comenzó a operar en 2018. Entonces se dijo que la empresa invertiría 1,200 millones de pesos para la construcción, y que generaría 60 megawatts. Se dijo en esa sesión de ayuntamiento—acorde al acta de sesión con que cuenta Atención—que “para darnos una idea”, la energía generada podría encender hasta medio millón de lámparas, como las del alumbrado público de la ciudad (son 12,500). 

 

Lo cierto, es que cuando hay nubosidad, la producción de cualquier planta solar disminuye. Atención visitó la planta en San Miguel, y ahí habló primero con el guardia de seguridad, quien indicó que la matriz está en México “y va a ser bien difícil que le contesten,” mencionó, y no entregó datos. Luego llamó al responsable (que prefirió no dar su nombre). 

 

El responsable, en la conversación que tuvimos aclaró que sí baja la generación de energía cuando hay nubosidad.  

 

Al plantearle la situación de avionetas y el supuesto control de clima, que nada tienen que ver con las avionetas, y desconocen por qué se les culpa, cuando en San Luis de la Paz hay otras plantas de energía. También compartieron que la empresa está instalada sobre 250 hectáreas, generando 30 megawatts de electricidad que luego se entrega a la Comisión Federal de Electricidad. 

 

El día de nuestra visita, estaba nublado, y sí, una avioneta volaba en línea recta. 

 

“Queremos Respuestas”

 

El abogado Alfredo Arias (propietario de una zona agrícola) en San José Iturbide (limítrofe con San Miguel) habló con Atención. Dijo que el año pasado durante la temporada de lluvia, comenzaron a sobrevolar avionetas blancas—sin matrícula—a baja altura; este año ocurrió lo mismo, y estudiaron que el vuelo ocurre cuando hay nubes anunciando la lluvia. Luego de que vuela una o varias avionetas (en línea recta, o en círculos), las nubes se dispersan, y la lluvia se va. Este año se dieron cuenta, indicó, que otra vez no hay cosecha de agua; las presas no están llenas, los bordos, o los tanques. 

 

La escasez de agua, entonces genera que no se den los cultivos, que no haya pastura para el ganado, y entonces tengan que venderlos a bajo costo (porque bajan de peso); tampoco se da el maíz o frijol para los agricultores de temporal. “Tenemos la sospecha de que las avionetas, están lanzando alguna sustancia para modificar el clima, provocando la falta de lluvia”. 

 

Ahora que se ha formado el colectivo para crear conciencia social de lo que está ocurriendo, pero también para atraer la atención del gobierno en sus tres niveles, para que se investigue ¿de quién son las avionetas? ¿Quién les permitió volar? ¿De dónde vienen, y a dónde van? ¿Por qué no tienen matrícula? ¿Qué daño le están ocasionando al ambiente? Y se les den respuestas a los campesinos. Para localizar a Alfredo Arias y su colectivo, e involucrarse en el tema, puede llamar al 419-1912-164.

 

Contactamos a Armando Gómez, gerente de campo de X-Elio México, quien negó todas las acusaciones: “Negamos categóricamente la teoría acerca de nuestro supuesto involucramiento en un método cuya factibilidad técnica es infundada y que además va en contra de nuestros principios, que son generar energía renovable con la intención de proteger el medio ambiente. Bajo ninguna circunstancia hemos utilizado o contratado aeronaves para llevar a cabo operaciones, mantenimiento, u otra actividad relacionada con nuestro trabajo en nuestras plantas de generación de energía fotovoltaica. Encontramos este argumento absurdo, y reiteramos nuestro compromiso con las comunidades que se encuentran alrededor de nuestras plantas. X-Elio siempre mantiene como prioridad la responsabilidad social en todos sus objetivos”.

 

Por otro lado, Atención contactó a Manuel Hernández, gerente de regulación de la Asociación Mexicana de Energía Solar (ASOLMEX.) En una breve llamada, nos dijo que esta era la primera vez que sabía que esto estuviera sucediendo en nuestro municipio.

 

También platicamos con Robert Lerner, biólogo, tecnólogo y ex presidente de Caminos de Agua, quien nos dijo que: “ No conozco de ningún químico que impida la lluvia; eso es una teoría conspiracional. El costo de enviar aeronaves para esparcir las nubes, aunque hubiera una forma de hacerlo, lo cual no pienso que exista, sería extremadamente costoso. Hay sequía en todos lados y eso es a consecuencia del cambio climático. Esta teoría de las aeronaves y los químicos no debería ser sustentada o promovida por nadie, y concuerdo con el astrónomo Carl Sagan quien dijo: ‘reclamos extraordinarios requieren evidencia extraordinaria.’ Este grupo de personas ha hecho un reclamo extraordinario sin otorgar ninguna evidencia sobre el asunto.”

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.