Sí habrá fiesta en el Valle del Maíz

Por Jesús Aguado

Regresará la fiesta al Valle, como vuelve la lluvia; como florecen las plantas; y como se guarda la devoción que, por centurias evoluciona, pero se mantiene. La fiesta será distinta, será cerrada, será espiritual.

La celebración auténtica en la que existe sentido de comunidad es la del Valle. Es una fiesta del pueblo, para el pueblo; aquí se adora la Santa Cruz; por ella se reza, por ella se baila, por ella se lanzan cohetes y se ilumina el cielo. A la Santa Cruz se acude en tiempo de alegría, de tristeza, de bienestar, de desesperación, porque es la escalera al cielo, es la que intercede por los que creen, y probablemente por los que no.

A ella se le brindan ofrendas de luz, de música, de movimientos, de los productos de la tierra. A ella se le pide que la fiesta se desarrolle con tranquilidad, algarabía, y que el año de cosecha que apenas inicia, traiga buen temporal.

El gran Ensaye Real, las velaciones, los súchiles, el desfile con marotas, mojigangas y danzas, tendrán que esperar, y anunciar la fiesta más tarde este año; o hasta mayo del próximo. Y es que el Mayordomo de la festividad (hay cinco mayordomos) Agustín González, quien también es Guardián de la Cultura y Tradiciones, dijo para Atención que quieren cumplir con las recomendaciones de las autoridades, y no darse a conocer como un barrio indisciplinado, pero sí quieren realizar la fiesta mas tarde. “Probablemente septiembre, pero está lleno de fiestas ese mes, estamos analizando. Si no ocurre, tendríamos que esperar a mayo”, comentó.

La fiesta es celebrada cada año el último fin de semana de mayo, y éste ocurriría el 29, 30 y 31. “Las personas responsables de hacer los bastones para la Cruz del Palo Cuarto, de El Cedro, y el atrio, las harán y se colocarán. Estamos realizando el novenario, pero es a puerta cerrada” comentó Agustín González.

Queremos respetar las condiciones de las autoridades para la población. No queremos problemas. Queremos tener la festividad en otra fecha. No sería igual. Estamos viendo la economía que a todo mundo le va a pegar. Hay desempleo. Poco ingreso. Tenemos que ver las fechas libres. No hay problema por el barrio. No hay fecha estimada. Esperemos que sea lo más pronto posible. Que no pase inadvertida” concluyó el mayordomo.

Es tanta la devoción en el barrio, que algunas familias han decidido lanzar hasta dos docenas de cohetes durante el novenario, sin embargo no habrá alborada el 31.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.