El reto es comenzar de cero

Por Jesús Aguado

El motor de San Miguel está detenido, y ha impactado a miles de familias, y es que más del 90 por ciento de los hoteles están cerrados; así como restaurantes, tiendas de artesanías, experiencias, bodas, todo está detenido, aunque quienes dirigen esta industria guardan la esperanza que, en julio se realice la apertura escalonada de los servicios turísticos en la ciudad, aunque eso sí; será distinto porque la atención se pondrá en cuidar al staff, pero también a los sanmiguelenses, y al visitante.

La realidad es que los daños son incalculables, y el Consejo Turístico no tiene ningún registro hasta ahora—Guadalupe Álvarez, organizadora de bodas ha dicho que tan solo en esta industria se han perdido hasta 600 millones de pesos—más adelante se trabajará en los números.

Lo que sí, también es que en medio de la pandemia, la presidente del Consejo Turístico, Laura Torres Septién; el gerente, Édgar Zamudio; se han reunido ya con prestadores de servicios turísticos para coincidir sobre “cómo será la renovación de San Miguel”, mencionó Torres para este medio.

“Es comenzar de cero, tenemos que lanzar a San Miguel—otra vez—como el destino que somos. Será un trabajo muy coordinado. Lo estamos revisando con la Secretaría de Desarrollo Turístico, porque también se debe relanzar Guanajuato. Tendremos todo listo para cuando llegue el momento en que nos digan que podemos salir a vender”, agregó Torres Septién.

Actualmente, para que San Miguel siga en el imaginario de los posibles—y pasados visitantes—el Consejo Turístico se ha encargado de filmar y difundir videos sobre los lugares, gente, y experiencias que la ciudad ofrece. La Iniciativa Privada, acorde a Torres, también trabaja en una campaña que lanzará pronto.

Torres aseguró que quienes se dedican a la hotelería y restaurantería están trabajando en un protocolo para el regreso (también confirmo para Atención el dato, Sergio Spínolo, presidente de CANIRAC San Miguel). En este se incluyen datos sobre cómo realizar la recepción (check-in) y salida de huéspedes; cómo estará preparado el staff. Cómo se realizará la limpieza en las habitaciones. “Queremos darle seguridad al turista, nos preocupamos por su salud. Queremos que el lugar a donde lleguen esté sanitizado, los restaurantes, las tiendas. Pero también queremos que los trabajadores estén seguros”, comentó la presidente, pues la atención que se dé al turista será distinta en una larga temporada.

La apertura será paulatina

“Soy optimista y no creo que el cierre vaya más allá de julio. En junio veremos qué podemos comenzar a hacer, pero siempre seguiremos lo que digan las autoridades. Estaremos listos y preparados para la apertura” dijo Laura Torres, que descartó fiesta—gasto—de apertura.

Y es que el turismo no ha sido visto como esencial, sin embargo en Guanajuato es un eje transversal para que: agricultores, ganaderos, armadoras, calzado, funcione “necesita de nosotros: hospedaje, alimentos, restaurantes, tiendas, experiencias”, indicó Torres, para quienes vienen a comprar, o a vender y usan de los servicios.

 “El gobernador está claro en que somos esenciales. Está solidario, somos la industria más golpeada. Es a la que van a tener que apoyar apara que se levante, somos miles de personas que dependemos del turismo directa o indirectamente. No seremos los últimos en reactivarnos, veremos las formas” aclaró Torres.

Por otro lado confía en que las bodas sea la chispa que inicie y reactive la economía en San Miguel, pues los turistas vendrán y requerirán de todos los servicios de la cadena.

“Espero que a final de año, y es mi mejor escenario, que ya esté bastante normalizado. Que tengamos fiestas patrias y patronales buenas, un fin de año bueno. Lo que sí es que el turismo extranjero por los vuelos que deben hacerse, seguro podrá venir hasta el siguiente año. Apostaremos al turismo regional y nacional”.

Hay que cuidar el dinero

Torres aseguró que debido a la baja del turismo estos tres meses, la recaudación del 4 por ciento del Impuesto al Hospedaje, será bajo. Incluso aseguró que el dinero que hay aún este año deberá alargarse para aplicarse desde la apertura hasta mediados del siguiente año—ello lo debe aprobar la Secretaría de Finanzas—“pero debemos ser prudentes con cada peso”, aseguró Torres. Por ello, se espera que las fiestas patrias, patronales, y de fin de año sean espectaculares, pero prudentes en el gasto.

En Junio Veremos

El presidente de la Asociación de Hoteles y Establecimientos de Hospedaje en la ciudad—Jorge Olalde—dijo para Atención que algunos hoteles están abiertos, pero eso no significa que tengan huéspedes, es que están abiertos porque necesita trabajar el personal de mantenimiento. “Alrededor de 20 hoteles siguen operando en San Miguel, pero no hay huéspedes. La tasa de ocupación no llega ni al 2 por ciento. Nunca se había visto esto en San Miguel. El 90 por ciento de los establecimientos están cerrados. Hay establecimientos que siguen trabajando, pero cerrado al público. Esperando el reinicio de actividades que ojalá se decrete”, mencionó Olalde.

También aseguró que ese dos por ciento de ocupación es por personas que han llegado a San Miguel a la aventura. “Son personas que vienen a la aventura y buscan establecimientos de hospedaje. Pero hay decenas de limitaciones ahora. No hay turoperadores, restaurantes, bares, experiencias…” Continuó el representante de hoteleros “ahorita de ninguna manera se vislumbra la apertura en este mes. En junio veremos. Se prolonga la situación, y no sabemos a nivel federal que se decrete cuáles son las acciones a seguir. Nadie se atreve a establecer una fecha para reiniciar”. Lo que sí, indicó es que se está trabajando un protocolo exclusivo para la reapertura en San Miguel en el tema de turismo.

Olalde compartió este documento que trabajan con la Asociación Nacional de Hoteles. Aquí se establecen los cuidados que deberá tener el staff, pero también lo que compete a los huéspedes.

A la llegada del huésped

Un elemento de seguridad saludará a cada visitante del hotel. Los visitantes serán evaluados y se les pedirá que usen desinfectante para manos y una máscara (que será proporcionada por el complejo). La señalización adecuada también se exhibirá de manera destacada, describiendo el uso adecuado de la máscara y las prácticas actuales de distanciamiento físico en uso en todo el complejo.

Servicio de valet, taxi o viaje compartido para huéspedes

 Los huéspedes ingresarán al hotel a través de puertas que están abiertas, automatizadas o que son operadas manualmente por un empleado.

Los empleados no abrirán las puertas de automóviles o taxis.

Los huéspedes que soliciten el servicio de botones recibirán asistencia y la góndola o carrito de las maletas se desinfectará después de que cada invitado sea asistido.

 Los servicios de valet se suspenderán hasta nuevo aviso.

Llegada de huéspedes por Hotel en vehículos del hotel.

Los vehículos del hotel se limpiarán a fondo antes y después de cada uso.

No se permitirán más de cuatro huéspedes por SUV y no se permitirán más de dos huéspedes por sedán.

No se permitirán huéspedes en el asiento del pasajero delantero.

Ascensores para huéspedes del hotel

Un empleado estará presente para desinfectar los paneles de botones a intervalos regulares, al menos una vez por hora.

• Se colocará señalización para explicar los procedimientos actuales.

• No se permitirán más de cuatro huéspedes por ascensor.

Servicios de saneamiento para huéspedes

Cada huésped recibirá una bolsa de accesorios durante el check-in que contiene máscaras, desinfectante para manos y una tarjeta de concientización COVID-19.

Se proporcionará una botella con atomizador de desinfectante y/o toallitas en cada habitación para uso de los huéspedes (sujeto a disponibilidad y almacenado fuera del alcance de los niños pequeños).

Productos de limpieza y protocolos Nuestros hoteles usan productos y protocolos de limpieza que cumplen con las pautas de la EPA y están aprobados para su uso y son efectivos contra virus, bacterias y otros patógenos en el aire y en la sangre. Estamos trabajando con nuestros proveedores, socios de distribución y proveedores para garantizar un suministro ininterrumpido de estos productos de limpieza y el EPP necesario.

Espacios públicos y zonas comunes

La frecuencia de limpieza y desinfección se ha incrementado en todos los espacios públicos con énfasis en las superficies de contacto frecuente, incluidos, entre otros, mostradores de recepción, botones, elevadores y botones de elevadores, manijas de puertas, baños públicos, llaves de habitaciones, cerraduras, cajeros automáticos, pasamanos de escaleras mecánicas y escaleras, mostradores de jaulas de lobby, máquinas de juego, mesas de juego, equipos de gimnasio, superficies de comedor y áreas de descanso.

Habitaciones de huéspedes

Los protocolos de limpieza y desinfección líderes en la industria se utilizan para limpiar las habitaciones de los huéspedes, con especial atención a los artículos de alto contacto, incluido el control remoto del televisor, controles, asientos y manijas de inodoros, manijas de puertas y muebles, manijas de grifos de agua, mesas de noche, teléfonos, paneles de control en la habitación, interruptores de luz, paneles de control de temperatura, despertadores, portaequipajes y pisos.

Lavandería

Todas las sábanas y ropa de cama se cambiarán diariamente y se seguirán lavando a alta temperatura y de acuerdo con las pautas de los CDC. La ropa sucia se colocará en bolsas en la habitación de huéspedes para eliminar el exceso de contacto mientras se transporta a la lavandería.

Áreas interiores de la Propiedad

La frecuencia de limpieza y desinfección también aumentará en las áreas de alto tráfico de las áreas interiores de la propiedad con énfasis en los comedores de empleados, entradas de empleados, salas de control de uniformes, baños de empleados, muelles de carga, oficinas, cocinas, podios de escaneo de seguridad, escritorios de servicio de relaciones con los empleados y aulas de formación.

Equipamiento compartido

Las herramientas y equipos compartidos se desinfectarán antes, durante y después de cada turno o en cualquier momento que el equipo se transfiera a un nuevo empleado. Esto incluye teléfonos, radios, computadoras y otros dispositivos de comunicación, terminales de pago, implementos de cocina, herramientas de ingeniería, botones de seguridad, folios, equipos de limpieza, llaves, relojes y todos los demás artículos de contacto directo utilizados en todo el complejo. Se suspenderá el uso de equipos compartidos de alimentos y bebidas en las despensas y cocinetas de la oficina de la propiedad (incluidas las cafeteras compartidas).

Protocolo de recuperación de habitaciones En caso de presunto caso de COVID-19, la habitación del huésped será retirada del servicio y puesta en cuarentena. La habitación de huéspedes no será devuelta al servicio hasta que el caso haya sido confirmado o despejado. En el hecho de un caso positivo, la habitación solo volverá a estar en servicio después de someterse a un protocolo de saneamiento mejorado por un tercero experto con licencia y de acuerdo a los protocolos aprobados por las autori

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.