Coronavirus: ¿expertos en salud o expertos en enfermedades?

Por Michael J. Dorfman

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS): “La salud es un estado completo de bienestar físico, mental y social y no simplemente la ausencia de enfermedad o debilidad (debilidad física o mental)”.

Cuando un experto en salud nos habla sobre la pandemia de coronavirus, debemos esperar, no solo estadísticas sombrías, que causen miedo y ansiedad, sino también su “experiencia” y recomendaciones sobre cómo estar saludable y cómo fortalecer nuestro sistema inmunológico para prepararnos mejor para enfrentar los efectos del virus.

Sería maravilloso escuchar esa información de los líderes gubernamentales y funcionarios de salud porque eso realmente nos revelaría su conocimiento, así como su interés en nuestra salud y bienestar. Sí, constantemente nos dicen que debemos quedarnos en casa, mantener el distanciamiento social, lavarnos las manos, usar mascarillas, etc., pero no hace falta un experto para recordarme constantemente estas cosas. Lo que quiero de los funcionarios de salud es darme algunos consejos valiosos que pueda usar en este momento. Dado que estamos confinados en nuestros hogares, sin saber por cuánto tiempo, no habrá una mejor oportunidad para aprender sobre la salud personal y poner ese aprendizaje en práctica.

Entonces, la pregunta es, ¿por qué estos “expertos” en salud no nos proporcionan la información y orientación necesarias, de modo que una vez que se levanten los bloqueos y se las restricciones se reduzcan, cada uno de nosotros podamos contar con un sistema inmunológico más fuerte y una mejor salud? Eso ciertamente ayudaría mucho a protegernos de complicaciones graves y evitar recaídas, si nos infectamos. La explicación puede ser bastante simple. Las principales herramientas que los médicos tienen a su disposición normalmente, las drogas farmacéuticas, las vacunas, la cirugía, la quimioterapia y la radiación. Desafortunadamente, en este momento, no sirven de nada contra covid-19. Ahora no hay medicamentos o vacunas aprobados que puedan recetar. Y debido a que su preparación médica carece de cursos en nutrición basada en plantas y su papel en la prevención y reversión de enfermedades, sus opciones ahora son limitadas. Están en una posición muy precaria. Son como soldados, sin armas que se enfrentan a un enemigo fuertemente armado y que avanza. ¿Qué pueden hacer?

¿Qué cambio tiene que suceder?

Los representantes de todas las ramas del gobierno deben comenzar a trabajar juntos y aceptar el conocimiento y la experiencia de médicos, nutricionistas y profesionales de la salud expertos y capacitados en nutrición basada en plantas y hábitos de vida beneficiosos. Entonces, esta información vital se puede compartir con el público. Las personas deben conocer el poder de los alimentos integrales a base de plantas y mejores opciones de estilo de vida, que no solo fortalecerán el sistema inmunológico, sino que incluso ayuden a revertir las enfermedades crónicas que están relacionadas con los síntomas graves del coronavirus y la muerte.

Afortunadamente, no tenemos que esperar a que esto suceda. Tenemos el poder de elección para hacer estos cambios ahora.

Para obtener más información, únase al grupo de Facebook The Vegan Wave SMA (193 miembros)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.