El Coronavirus está haciendo aún más difícil la lucha por el agua

El Coronavirus está haciendo aún más difícil la lucha por el agua

Por Bruce Janklow

Juana Reyes Bocanegra y su familia viven en la comunidad ganadera de La Luz, situada en una zona remota entre San Miguel de Allende y Dolores Hidalgo. Habiendo nacido y crecido allí, está consciente que la comunidad siempre han luchado por el acceso al cada vez más escaso suministro de agua.

En 2004 se perforó un pozo cerca de La Luz que provee agua a 8 o 9 pequeñas comunidades. Las cosas mejoraron durante un tiempo, pero la población creció y el pozo proporcionó menos agua. Hoy en día, el acceso al agua es esporádico en el mejor de los casos, con agua disponible sólo dos o tres horas al día… “Si estás en tu casa cuando llega el agua, puedes recogerla, pero si no (estás en casa), te quedas todo el día sin agua”, dice Juana.

Juana se ha convertido en una experta en el manejo del agua de su familia, pero a pesar de sus estrictos controles la familia sigue luchando por tener suficiente agua para beber, cocinar, lavar y bañarse.

Andrea, una de las hijas de Juana, estaba ansiosa por participar en un proyecto de recolección de agua de lluvia con Caminos de Agua (Caminos) en la escuela secundaria local a la que asiste. Al final del programa cuando se dio a conocer la situación de escasez de agua de su familia, fueron elegidos para construir un sistema de captación de agua de lluvia para su casa.

Esta oportunidad significa un gran cambio en la vida de Juana y su familia. Al capturar y almacenar el agua de lluvia las necesidades de agua de la familia serán mejor cubiertas.

Para escapar del contagio de COVID-19 Juana y su familia tendrán que lavarse las manos muchas más veces al día, lavar todas las superficies y limpiar todo lo que entre en su casa. Deben hacer todo esto mientras se mantienen bien hidratados y atienden sus necesidades normales de agua.

Caminos de Agua está tomando precauciones pero sigue trabajando con Juana y su familia – así como con otras 10 familias – para concluir estos sistemas de captación de agua de lluvia lo más rápidamente posible. Para estas familias tener estos sistemas marcará la diferencia entre estar en grave riesgo y poder tomar medidas para minimizar la amenaza.

Para Caminos de Agua su misión durante esta crisis es clara. Hay decenas de miles de personas en la región que ya estaban sufriendo la disminución de los suministros de agua y el aumento de la contaminación del agua antes de que el Coronavirus llegara. Ahora, para tener una oportunidad de luchar contra el virus se avecina muchas de estas comunidades necesitan mejor acceso al agua limpia y nuevas estrategias para protegerse cuando hay poca agua disponible.

Para obtener más información sobre Caminos de Agua y su labor, visite www.caminosdeagua.org.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.