¿Cómo pueden las familias lavarse las manos múltiples veces al día si no tienen suficiente agua?

¿Cómo pueden las familias lavarse las manos múltiples veces al día si no tienen suficiente agua?

Por Bruce Janklow

Durante años los residentes de Agustín González, una pequeña comunidad rural situada dentro del Municipio de San Miguel de Allende, han sabido que hay problemas con el agua ya que muchos de los niños comenzaron a desarrollar fluorosis dental que se evidencia por el oscurecimiento de los dientes. Caminos de Agua analizó el agua del pozo de la comunidad y encontró los niveles más altos de fluoruro jamás registrados en la región, más de cuatro veces por encima del límite recomendado por la Organización Mundial de la Salud. Eso motivó a un grupo de estudiantes del bachillerato local a unirse para hacer algo al respecto. Trabajando con Caminos de Agua y El Maíz Más Pequeño, el primer impacto de los estudiantes fue la construcción de un sistema de captación de agua de lluvia. Este sistema generará agua limpia y también actuará como un vehículo para educar a los vecinos sobre una importante solución a la escasez de agua que ya está disponible.

Sintiéndose fortalecidos por su éxito inicial, los estudiantes trabajaron con Caminos de Agua para construir 11 sistemas más en hogares de familias afectadas por problemas de agua locales. Muchas de estas familias sufren una grave escasez de agua y a menudo necesitan proveerse de agua por medio de pipas. La red de agua de está rebasada y algunas familias sólo les llega el agua cada 15 días. Este es un gran desafío en cualquier momento, pero especialmente en la época del Coronavirus.

¿Cómo pueden las familias lavarse las manos múltiples veces al día, que es la forma más efectiva de reducir la propagación del virus, si no tienen suficiente agua?

Los 11 sistemas domésticos de agua de lluvia se están completando rápidamente. Originalmente estaban programados para estar listos para la temporada de lluvias, pero ahora se están completando para adelantarse a la llegada del Coronavirus. Con estos sistemas las familias tendrán una fuente de agua adicional que es segura tanto para beber como para lavarse las manos y para mantener las superficies limpias y de esta manera evitar la propagación del Coronavirus.

Otras comunidades no tienen tanta suerte. Muchas de las más de 2.500 comunidades rurales que dependen del acuífero del Alto Río Laja sufren de un acceso muy limitado al agua. A medida que el Coronavirus llegue a la región, el no tener suficiente agua para realizar las simples tareas de higiene personal necesarias para prevenir la propagación del virus aumentará las probabilidades de ser infectados.

Caminos de Agua se está adaptando rápidamente a esta nueva realidad.  Ahora mismo están trabajando con los más necesitados y vulnerables y tomando todas las precauciones necesarias para proteger la salud de su personal y compañeros en las comunidades. El trabajo de Caminos de Agua durante la crisis del Coronavirus será más importante que nunca.

Para conocer más sobre el trabajo de la organización visite su sitio web en www.caminosdeagua.org.

e to change this text

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.