Peso cierra en 23.93 unidades por presiones de petróleo, dólar y la crisis del coronavirus

La crisis del coronavirus ha fortalecido al dólar como activo de refugio. Un desplome en los precios del petróleo a mínimos no vistos desde 2002 se sumó como factor de presión para monedas de América Latina, que marcaron hoy nuevos mínimos históricos frente al dólar.

El peso mexicano rompió récord por segunda jornada consecutiva y marcó el peor cierre de su historia contra el dólar. El tipo de cambio terminó las operaciones en un nivel de 23.9300 pesos por dólar, con datos del Banco de México (Banxico), con la divisa local presionada por el billete verde y un desplome en los precios del petróleo.

Temprano, la cotización del dólar escaló a un nuevo máximo histórico de 24.0850 unidades, por el fortalecimiento global de esa divisa mandó al peso muy lejos de su registro oficial de ayer de 23.1680 unidades por dólar. La caída para la moneda mexicana es de 76.20 centavos que equivale a una variación de 3.28 por ciento.

Golpe a la región

La menor demanda de crudo en el mundo ha mermado el precio del crudo. La mezcla West Texas Intermediate (WTI), de referencia estadounidense, cayó a un mínimo de 22.59 dólares por barril, no visto desde marzo de 2002. La caída del petróleo golpeó principalmente a las divisas de la región, que marcaron nuevos mínimos.

El real de Brasil tocó un mínimo histórico de 5.2222 unidades por dólar, mientras que el sol de Perú retrocedió a un récord histórico de 3.5770 unidades por dólar. El peso de Chile, ante una menor demanda de cobre, retrocedió a un mínimo de 869.58 unidades y el peso colombiano conoció el nivel de 4,165.95 unidades por dólar.

El dólar como refugio

En la medida en la que avanza la crisis del coronavirus y se esperan mayores afectaciones a la economía global por el freno a la actividad económica, el dólar suma a su avance. El Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza de esa divisa contra seis monedas de referencia, alcanzó hoy 101.73 puntos, no vistos desde marzo de 2017.

“Incluso, los capitales se están fugando de las acciones, commodities y bonos hacia el billete verde. En estos tiempos de incertidumbre, las personas prefieren tener su capital en efectivo mientras pasa la tormenta, pero no en cualquier divisa, sino en dólares”, afirma un reporte de Activ Trades escrito por Alexander Londoño. 

El Economista

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.