Iniciativa busca erradicar la pobreza alimentaria

Iniciativa busca erradicar la pobreza alimentaria

Por Jesús Aguado

En el estado hay cinco bancos de alimentos (El BASMA en San Miguel). Ahora, desde el congreso los diputados trabajan  para aprobar la Ley de Fomento a la Donación de Alimentos. Ésta pretende crear una cultura de no desperdicio de alimentos, y donación.

Además, pretende que haya un Consejo Ciudadano que acopie los alimentos; y los distribuya a los grupos vulnerables en todo el estado, siempre con el apoyo del gobierno.

“Felicito a los bancos de alimentos por el trabajo que realizan, es loable que sea la ciudadanía la que busca esta forma de regular (la ley) y que tengamos mayor impacto en los resultados” dijo para Atención la congresista Katya Soto—impulsora de la Ley.

La Ley (en actual socialización) también buscaría “castigar a quienes pretendan lucrar o manipular dolosamente la distribución o donación de alimentos excedentes, proponemos una multa de cien a diez mil veces el valor diario de la Unidad de Medida de Actualización” indica la propuesta de Ley.

El BASMA

El Banco de Alimentos de San Miguel de Allende surgió hace 18 meses en la ciudad. Para Atención, la presidente de esta organización—Laura Torres—comentó que Marcela Peimbert, una mujer que trabajaba con alimento sobrante les “enseñó un programa que hay en Egipto para recuperar alimentos y entregarlos; ahora ese proyecto—el de Egipto— distribuye un millón y medio de raciones a personas en pobreza alimentaria”.

Así se comenzó a vincular con la industria restaurantera en la ciudad, se adaptó el proyecto y ahora el BASMA lleva raciones de comida caliente a comunidades y colonias vulnerables a través de una Foodtruck, tratando de no empatar el programa con proyectos alimentarios de organizaciones públicas o de la sociedad civil.

Torres también aseguró que este Banco de Alimentos es distinto a la Red Nacional de Bancos de Alimentos; por ejemplo visitaron el de León y más bien se dieron cuenta que el de San Miguel es único porque no es un centro de acopio, sino un espacio en que junto a la Universidad Tecnológica de San Miguel, se cocinan los alimentos y se entregan a quienes los requieren, aunque sí aclaró “entregamos despensas, pero no es la función principal”.

Por ejemplo, “Costco nos ha entregado pavos congelados y junto a la UTSMA los procesamos y entregamos”, y agregó que el banco ha hecho equipo con el Banco de Alimentos de Celaya, pues es independiente.

En San Miguel, acotó la presidente, se ha encontrado que muchas comunidades rurales son agrícolas, y tienen comida, pero falta la proteína animal; entonces hay pobreza alimentaria. “En la ciudad muchas comunidades son agrícolas, pero les falta la proteína animal; debe haber un plato del buen comer, no es solo saciar el hambre, es nutrir el cuerpo” mencionó.  

La Iniciativa

La congresista Katya Soto dijo para Atención que “hay mucho desperdicio de comida” y por eso con la Ley se pretende que haya más bancos de comida; que gobierno y sociedad trabajen juntos para realizar grandes proyectos, y llegar a más comunidades.

“Estamos impulsando la iniciativa de Ley para que sociedad y gobierno apoye para que se lleven a cabo políticas públicas conjuntas a favor de quienes más necesitan. La intención también es que haya más bancos, que trabajemos juntos para que no haya tanto desperdicio que es un tema de contaminación y de sanción. Que quienes desperdicien alimentos lleven sanciones. Entendemos que hay procesos que lleva al desperdicio, sin embargo hay normas que nos marcan los parámetros para trabajar, pero quienes procesan deben cumplir con las normas de calidad. Que lo que esté en buenas condiciones para comerse, sea aprovechado”.

La iniciativa de Ley, ya disponible para comentarios en la página del Congreso del Estado, está basada en cuatro ejes: promover la cultura de donación, evitar el desperdicio de alimentos, elaboración de políticas públicas entre gobierno y sociedad, además de las sanciones.

Actualmente, la Ley estuvo en socialización, pues en tres foros—San Miguel, Guanajuato y León—se presentó para recibir los comentarios de la sociedad civil, e incluso del sector público. Ahora se encuentra en revisión por la Comisión de Economía del Congreso Local. Por otro lado, se espera que ésta sea aprobada en el periodo de sesiones que concluye en septiembre.

Sanciones

En el tema de las penalizaciones, Soto indicó que serán aplicables a quienes desperdicien el alimento y no cumplan con las normas nacionales e internacionales “éstas ya traen sanciones por default”, comentó, pero agregó que por el desperdicio se buscará sancionar a quien sea; y aclaró que los Bancos de Alimentos no se regulan por la ley, sino los comités que se formarán a partir de la ley.

Por otro lado, Laura Torres comentó que más que castigar, se trata de hacer conciencia, pues el 30 por ciento de los alimentos van a la basura. “Si lo recuperamos mediante el fomento a la donación, entonces podríamos terminar con el hambre”.

Antes que sancionar, aclaró que se trabajará para que más bien haya incentivos para quien done, como poder recibir de las ONG´s recibos deducibles de impuestos, por ejemplo.

Sobre las políticas públicas que podrían surgir, indicó soto, se refiere al trabajo conjunto—gobierno e interbancos, y es que “somos un estado donde hay carencia alimentaria, hay 3 por ciento (más de 200 mil personas en esa pobreza) en pobreza, aunque a nivel nacional no estamos mal.

Rosewood, donador constante

Esta cadena hotelera cuenta con responsabilidad social, y de hecho es uno de los benefactores del Banco de Alimentos, aunque lo ha sido de distintas organizaciones desde su llegada. Una de las características del lugar, es que no entrega sobrantes de raciones de comida, o de pan dulce; cocina específicamente para las organizaciones a las que apoya, entre ellas están: La Cruz Roja, Corazón Valiente, Santa Julia, Mexiquito, Fundación de Apoyo Infantil, ALMA, entre otras.

Tan solo en 2019, Rosewood donó—diseñadas para cada causa—14,400 piezas de pan; 18,600 raciones de comida; entre otros productos, junto al Banco de Alimentos y la Cruz Roja. Por su cuenta, el talento del lugar visitó cuatro comunidades para entregar apoyos directos.

Alfredo Rentería, director de Rosewood, también nos comentó que la responsabilidad social de Rosewood va más allá, pues actualmente han elegido una escuela con 60 estudiantes en que construirán la barda perimetral, cancha de usos múltiples; y además cada colaborador de primer nivel apadrinará un niño hasta que termine su formación primaria.

Francisco Garay

Francisco Garay, Director de Vinculación con ONG´s de la presidencia, dijo para este medio “colaboramos desde el inicio con el BASMA y el congreso para impulsar el proyecto de Ley. Entregamos ideas y revisamos la propuesta. El BASMA ha tenido mucho éxito creando rápida salida para alimentos excedentes de banquetes y restaurantes. Desde la dirección impulsaremos lo necesario para que haya mayor beneficio para los sanmiguelenses”.

CANIRAC

Sergio Spínolo, presidente de la Cámara Nacional de la Insdustria Restaurantera y Alimentos Condimentados habló con Atención y dijo “conocemos la iniciativa, la apoyamos. En la CANIRAC damos al BASMA alimentos conservados de primera calidad, no son desperdicios. No trabajamos en la industria con sobras. Tenemos que entrar y aportar insumos de buena calidad. Trabajaremos para que los asociados donen productos nuevos que puedan manejarse y distribuirse. Estaremos presentes para contribuir”.