La Amistad entre Canadá y San Miguel es Celebrado en La Biblioteca

La Amistad entre Canadá y San Miguel es Celebrado en La Biblioteca

Por Jesús Aguado

Educación, cultura y arte son fáciles de encontrar y reconocer en La Biblioteca Pública de San Miguel de Allende; sin embargo esta vez—para el segundo evento de recaudación de fondos—los centenarios muros del edificio mostrarán pinturas y piezas que rara vez están a la vista de los amantes del arte y las organizaciones sin fines de lucro.

En esta fiesta, se hará honor a las contribuciones que desde 1950, grandes canadienses han hecho para enriquecer la vida cultural de la ciudad.

La Conexión con Canadá

Atención San Miguel habló con Debra Broussard, vicepresidente de La Biblioteca—y responsable del evento. ¿Por qué Canadá? Cuestionamos, y aunque la respuesta podría ser evidente, no lo es, y aquí nos explicó que: Amistad Canadá está celebrando su décimo aniversario “y pensamos que sería bueno resaltar algunas contribuciones que nacionales de ese país han dejado para la comunidad”.

Amistad Canadá es una organización de caridad que ha trabajado para mejorar la vida de los mexicanos ya sea en la salud, la educación, o en la justicia social. Actualmente, Amistad cuenta con 15 proyectos en México, junto a 14 organizaciones, nueve de ellas están en San Miguel, y una es La Biblioteca.

La celebración de La Biblioteca y Amistad ocurrirá en Insurgentes 25, el sábado 7 de marzo de 4-6pm. Los boletos, que se recomienda conseguir en preventa, están disponibles en la Tienda Tesoros, y la taquilla del Teatro Santa Ana. “Invitamos a todos a que vengan, brindemos, y celebremos el gran legado de estos canadienses”, dijo Broussard.

Leonard Brooks

La Biblioteca, presentará a cuatro canadienses este día, uno de ellos es Leonard, y Reva Brooks, cuya obra estará presente. Leonard Brooks nació en Londres en 1911, y a muy temprana edad junto a su familia, emigró a Toronto. A En sus “veintes” fue reconocido por sus extraordinarias acuarelas de paisajes canadienses. Durante la segunda guerra mundial, sirvió como artista de guerra para la marina real. Algunas de estas pinturas, creadas entre agosto de 1944 y mayo de 1946 son parte del patrimonio del Museo de la Guerra, de Ottawa.

Después de esta experiencia, Brooks y su esposa Reva, se mudaron a San Miguel en 1947. Estudió en Bellas Artes, y Sterling Dickinson se convirtió en uno de sus buenos amigos. En el Instituto conoció al muralista David Alfaro Siqueiros, quien escribió elogiosamente del trabajo de Brooks. Trabajaron en colaboración para el mural Vida y Obra del General Ignacio Allende, que se encuentra en Bellas Artes.

Además del amor a la pintura, Leonard era un músico consagrado, y de hecho una vez tocó el violín durante 14 conciertos de la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato. En la Década de 1960 ofreció clases de violón para los niños de la ciudad. Entre sus estudiantes se encontraba Daniel Aguascalientes, y junto a él y sus cinco hermanos formaron los Violines Internacionales de los Hermanos Aguascalientes, en 1976. Brooks dirigió el programa de música en Bellas Artes, durante 25 años, y participó en la creación del primer Festival de Música de Cámara.

Desde 1933 tuvo varias exhibiciones de arte en solitario: en Inglaterra, Canadá, Estados Unidos, y México. En 1965 fue invitado a presentar una exhibición en solitario en el Palacio de Bellas Artes, Ciudad de México, recibiendo reseñas positivas por la prensa nacional.

De acuerdo con Broussard, mientras Reva asistía a Leonard en sus múltiples deberes, se dedicaba a la fotografía. Su trabajo era muy admirado por el popular fotógrafo Ansel Adams. Una de sus fotografías fue seleccionada para inclusión en la familia por el Museo de Arte Moderno, en 1955; esta exhibición recorrió el mundo por nueve años. El MOMA escribió que después de la segunda guerra mundial, tener esta exhibición, con cientos de imágenes de fotógrafos trabajando alrededor del mundo, fue una solidaridad global.

La vicepresidente también dijo que en adición a las obras de estos célebres artistas, la sobrina de los Brooks, Goldie Sherman: estará presente para compartir algunos recuerdos del tiempo que como niña visitó a sus tíos en México. La Biblioteca ha trabajado de la mano con el fondo de los Brooks, que han aceptado mostrar y poner a la venta ciertas pinturas y fotografías que, raramente se han visto en los últimos años.

Mai Onno

Viajó de London, Ontario; durante tres días y tres noches en tren, para llegar a la entonces polvorienta estación del ferrocarril en 1957. Durante sus estancias cortas en Europa, o los Estados Unidos, enseñó o estudio pintura; sin embargo sabe que su casa desde entonces es San Miguel de Allende. Mai estudió en el Instituto bajo la tutela de James Pinto, el gran artista cuyos murales aún pueden verse hoy. Mai conoció y se casó con el alemán Lothar Kestenbaun, quien también recibió una beca para estudiar en el instituto. Eventualmente Kestenbaun dirigió el departamento de escultura en Bellas Artes, donde Mai enseñaba pintura. El hijo de este matrimonio, David, siguió sus pasos y también se convirtió en artista. Los Kestenbaun vivieron su tour de forcé en el mundo del arte mexicano durante 1970 y 1980.

Una de las esculturas de David, un toro, se encuentra frente a la puerta de Bellas Artes. Hoy día, Mai ha seguido pintando en su estudio ubicado en el campo, cerca de San Miguel Viejo—en el taller que David usara para crear sus esculturas. “Invitamos para que vengan y conozcan los lienzos a gran escala que ha pintado durante años y que, en algunos casos estarán a la venta. Aprenderás sobre los grandes retos, y duros golpes que Mai ha sorteado, y la resiliencia que la llevaron a pintar formas orgánicas de la naturaleza, y sobre todo a dominar su trabajo”, convidó Broussard.

Helen Wale

Han pasado 65 años desde que la canadiense Helen Wale fundó La biblioteca. Su legado vive en 2020 en los niños que visitan este edificio cada semana, para leer o estudiar en una mesa, en un lugar tranquilo, o para tomar clases de arte, música, computación, inglés o ciencia, entre muchas otras.

El 7 de marzo, La Biblioteca, en su honor develará un retrato pintado por Fernanda García, estudiante de la Escuela de Arte Stirling Dickinson. Fernanda viene de la escuela formada por Rick Brunson en 2016, un espacio en que jóvenes talento de entre 14 y 17 años reciben clases de pintura, escultura, y obra tridimensional.