Otro daño colateral

Otro daño colateral

Por Jesús Aguado

Una sanmiguelense murió por un disparo—que iba dirigido hacia otro objetivo—en la esquina de Hidalgo e Insurgentes. En el lugar, un joven al que indicaron testigos iba dirigido el ataque, también perdió la vida.

El 13 de febrero a las 11:07pm, indicaron testigos, un hombre disparó hacia Fernando “N” cerca de un puesto de hamburguesas. Una de esas balas habría impactado a Magdalena “N” una mujer que caminaba por el área junto a su esposo.

La información oficial indicó que el esposo de Magdalena buscó ayuda, y la llevó hacia un bar sobre la misma calle, sin embargo cuando llegaron los paramédicos de Cruz Roja éstos indicaron que ya no contaba con signos vitales.

Sobre el perpetrador, la autoridad municipal aseguró que huyó a pie sobre Hidalgo hacia Calzada de la Aurora.

Por su parte, la Fiscalía del Estado dijo en su comunicado que ambas víctimas, tenían domicilio en San Miguel de Allende, y que realizaría las investigaciones para establecer la mecánica de los hechos y encontrar a los responsables de la agresión.

El primer daño colateral, que cobró dos víctimas ocurrió el 7 de julio, 2019. La madrugada de ese día hombres armados iniciaron una persecución; el objetivo era un joven de 22 años—Everardo Vargas—quien conducía una camioneta Tahoe—sin embargo, cuatro mujeres fueron heridas (una de ellas murió en el lugar) pues se encontraban cenando tacos en el lugar del ataque final—Avenida las Américas, esquina Paseo de los Conspiradores, fraccionamiento Ignacio Ramírez.

Los disparos fueron escuchados y percibidos desde la madrugada por los vecinos de la parte alta, la información fluyó despacio.

La primera versión oficial vino después del mediodía, y fue liberada por la Fiscalía General del Estado de Guanajuato, en esta se daba cuenta de la muerte doble, en que una de las víctimas del daño colateral fue Elena Ugalde.

De las tres mujeres heridas, se conoce que vivían un domingo regular, y habían salido a comer tacos después de sus ocupaciones de sábado. Las tres mujeres, fueron trasladadas a hospitales, sin embargo, Ximena Morales—de trece años—falleció mientras recibía Atención médica. Fue sepultada el lunes.

La autoridad local en un comunicado de prensa expresó sus condolencias a las familias, y aseguró que colaborarán con los tres niveles de gobierno para esclarecer el crimen (continua sin respuestas) y también aseguró que trabajarán para garantizar la paz y tranquilidad que San Miguel quiere, merece y espera.

El mensaje de condolencias fue criticado, e incluso lo que los ciudadanos pedían es que se tomen acciones para evitar que hechos como este vuelvan a ocurrir.